Ficción, Reseñas

Reseña: La ciudad y la casa de Natali Ginzburg

🏡La ciudad y la casa 🏡 de Natalia Ginzburg

«Llega un momento en que todo aquello en lo que posamos la mirada por primera vez nos resulta ajeno. Lo miramos como turistas, con interés, pero con frialdad. Pertenece a los demás».

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

¿Qué tendrán las cartas que vuelven locos a los lectores? Hay algo que nos invita a devorarlas, nos intrigan y mismo tiempo, se siente una leve incomodidad como si estuviéramos haciendo algo prohibido. Nos metemos en el microcosmos de la correspondencia y descubrimos que se trata de un entramado de secretos bien guardados.

.

~

En las cartas de antes, cuando todos tenían el hábito de escribirlas, se dejaba el corazón en cada palabra como si fuera una especie de confesionario. Esa sensación tan particular fue la que percibí en cada una de las cartas de la novela de Ginzburg.

.

~

Giuseppe es un hombre de 50 años que decide vender su casa y mudarse a Estados Unidos con su hermano debido a una clara crisis de mediana edad. En la primera carta, dirigida a una vecina, nos enteramos de esto, se están despidiendo.

.

~

Lo atrapante de este formato, además de ser amable y ágil, es que lo no dicho y lo sugerido poseen un protagonismo crucial. Los vínculos de los personajes son complejos y muchas veces sorprenden por no ser políticamente correctos. Padres, madres, hijos, hermanos, Primos, vecinos, amigos. A medida que se avanza en la historia se devela el hilo invisible que los acerca y los vuelve familia.

.

~

Cada carta muestra una beta íntima del personaje que la escribe. La paternidad será uno de los temas centrales: aquel que le huye y aquel que le es lo más natural del mundo. Este tópico tocará de cerca a varios personajes y los pondrá en jaque.

.

~

Cómo se ven las cosas, la mirada que posamos en el otro, las perspectivas que se rellenan a medida que se avanza, los finales inesperados y las vueltas propias de la vida son también cruciales en esta historia.

.

~

Sin duda fue uno de esos libros de los que no te podes despegar. Me sentí parte y al mismo tiempo ajena como si, por un lado, pudiera identificarme y por otro saliera despavorida debido a las diferencias irreconciliables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s